Se ha diseñado diversos ejercicios para mejorar el retorno venoso; entre ellos hemos seleccionado algunos ejemplos sencillos y fácil de realizar, sin necesidad de ningún equipamiento especial. La principal recomendación es que el paciente intente realizar una actividad que le sea agradable, adaptada a sus situación personal e incluso a la época del año.